AMLO ventila luz verde de Estados Unidos para remesas a Cuba

Western Union confirmó la reanudación de su servicio de envíos de remesas desde Estados Unidos a Cuba

 

López Obrador destacó avances migratorios y discutió flexibilización de restricciones en remesas de Estados Unidos a Cuba, pero no hay comunicado oficial

En la conferencia matutina del 13 de mayo, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, informó sobre los avances en el tema migratorio durante su encuentro con Elizabeth Sherwood Randall, asesora en asuntos de Seguridad Nacional de la Casa Blanca. Durante la reunión, se discutió el tema de las inversiones de Estados Unidos en América Latina y el Caribe, así como la situación migratoria. Sin embargo, el punto principal fue la posible flexibilización de las restricciones en el envío de remesas a Cuba, compartida por López Obrador en la mañanera.

Así, el presidente mexicano expresó su agradecimiento a los paisanos mexicanos por el envío constante de remesas a México, reconociendo su papel fundamental en el desarrollo económico del país.

Se les había prohibido, imagínense eso. En el caso de México les agradecemos a nuestros paisanos migrantes que envían 63 mil millones de dólares a sus familiares. Cómo es que en el caso de Cuba, se prohíbe que un familiar en Estados Unidos le pueda enviar un apoyo al papá o mamá», explicó.

La confirmación por parte de Western Union el 9 de mayo sobre la reanudación de su servicio de envíos de remesas desde Estados Unidos a Cuba, después de un colapso que duró más de tres meses, ha generado expectativas y alivio tanto para los cubanos como para sus familiares y amigos en la isla. Sin embargo, AMLO comentó que la medida «aún es incipiente». Pues considera que las restricciones comerciales deberían ser erradicadas en su totalidad.

Aunque Western Union ha confirmado esta reanudación, aún no hay un comunicado oficial de las autoridades estadounidenses sobre la posible flexibilización de las restricciones en el envío de remesas a Cuba. Los servicios a Cuba estaban interrumpidos desde el 28 de enero, obligando a los cubanos que dependen de este sistema de transferencias a buscar rutas alternativas, y con frecuencia más costosas, para recibir dinero.