La inflación se acelera en junio influenciada por frutas y verduras, alcanzando el 4.98%

La inflación en México sube a 4.98% en junio, influenciada principalmente por el aumento en precios de frutas y verduras.

La inflación en México continúa su tendencia al alza, alcanzando un 4.98% anual en junio de 2024, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Este incremento se debe principalmente al aumento en los precios de las frutas y verduras, lo que ha llevado al Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) a registrar un avance mensual de 0.38 por ciento.

En junio, el INPC no solo superó las expectativas del mercado, que preveían un aumento del 0.28 por ciento, sino que también continuó una racha de cuatro meses consecutivos de incrementos, algo que no ocurría desde el periodo de enero a abril de 2021.

La inflación anual, que se situó en 4.98 por ciento, marca un nivel que no se veía desde junio del año pasado, cuando alcanzó el 5.06 por ciento.

Por su parte, el informe del INEGI también resalta que la inflación subyacente, la cual excluye los precios más volátiles como los de los productos agropecuarios y energéticos, se moderó ligeramente al ubicarse en 4.13 por ciento anual en junio, comparado con el 4.21 por ciento anual de mayo.

A pesar de esta moderación, la inflación subyacente ha mantenido una tendencia de disminución durante 17 meses consecutivos.

Es importante señalar que el Índice Nacional de Precios al Consumidor ha permanecido por encima del rango objetivo del Banco de México (Banxico) durante 40 meses.

El rango objetivo del Banxico es de 3 por ciento más o menos un punto porcentual. La siguiente reunión de política monetaria del Banxico, dirigida por Victoria Rodríguez Ceja, se tiene planificada para el 8 de agosto de 2024, donde se espera que se discutan posibles medidas para controlar la inflación.

Así, este contexto económico crea una incertidumbre significativa para los consumidores, quienes enfrentan un aumento constante en el costo de vida.

Las expectativas del mercado y las acciones del Banxico serán observadas por el mercado en los próximos meses para determinar si la inflación puede ser controlada y reducirse dentro del rango objetivo del banco central.

La relación entre la inflación subyacente y la general será un punto focal para los analistas y las autoridades monetarias en sus futuras decisiones.