Beryl causa estragos en Quintana Roo: caída de árboles y cortes de energía afectan a miles

Un 40% de la población de Tulum se encuentra sin suministro eléctrico

El huracán Beryl ha dejado una marca significativa en Quintana Roo, con interrupciones en servicios esenciales y daños materiales, aunque sin víctimas mortales

El huracán Beryl tocó tierra en el norte de Tulum a las 5:05 hora del centro (6:05 hora local), con vientos máximos sostenidos de 175 kilómetros por hora, según informó Laura Velázquez, titular de Protección Civil, desde Quintana Roo, durante la conferencia matutina del 5 de julio. A lo largo y ancho del municipio, se realizaron recorridos para evaluar los daños ocasionados por el fenómeno natural.

La fuerza de Beryl provocó la caída de árboles, postes y techumbres en varias áreas de Tulum. Sin embargo, aún no se han cuantificado los daños de manera precisa. La Comisión Federal de Electricidad (CFE) reportó, un 40% de la población de Tulum se encuentra sin suministro eléctrico, mientras en Isla Mujeres, el porcentaje asciende al 50%. A pesar de estos problemas, hasta el momento no se han reportado lesionados ni fallecidos, lo que constituye un saldo blanco, una situación que fue confirmada por la gobernadora de Quintana Roo, Mara Lezama.

Las autoridades establecieron 58 refugios temporales, los cuales albergan a 2,193 personas. Velázquez recomendó a los habitantes de Tulum, Solidaridad y José María Morelos no salir de sus hogares hasta que el huracán haya pasado completamente. La alerta roja continúa activa en la región, mientras que cuatro personas fueron rescatadas y se han contabilizado 57 árboles y 17 postes caídos.

El huracán ya pasó la zona de Tulum y se dirige hacia Yucatán y el Golfo de México. Las fuerzas federales están listas para apoyar en las labores de recuperación y auxilio tras el paso de Beryl. Mara Lezama indicó, la reducción del ojo del huracán ayudó a que su paso fuera más rápido y con lluvias más cortas. Además, destacó, se han registrado afectaciones en los municipios de Solidaridad, Benito Juárez y Cozumel, aunque en esta última no se reportan daños graves.

De cara a los servicios, las autoridades informaron sobre interrupciones en la distribución de agua potable, pero aseguraron que hay plantas potabilizadoras disponibles para los ciudadanos afectados. El Aeropuerto de Cancún permanece abierto, aunque se ha pedido a la población no acudir al mismo. A los turistas varados se les está proporcionando apoyo con alojamiento y comunicación. Los aeropuertos de Cozumel y Cancún no han sufrido afectaciones significativas.

En total, más de 25,611 elementos de diversas dependencias, incluyendo Fuerzas Federales, CFE, CONAGUA y Guardia Nacional, entre otros, están participando en las labores de auxilio. El presidente Andrés Manuel López Obrador pidió a la gobernadora y a la titular de Protección Civil realizar un reporte coordinado a las 14:00 horas tiempo del centro (15:00 horas tiempo local) para informar sobre los estragos del huracán.