Cuidado con el talco, OMS lo declara como potencial cancerígeno

A pesar de las investigaciones, los expertos señalan que el riesgo de incidencia de cáncer puede depender del uso del talco.

El talco ha sido clasificado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como un producto “probablemente cancerígeno” para los humanos, tras varios estudios científicos llevados a cabo por el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer.

Dentro de estos estudios, la organización también declaró cancerígeno al acrilonitrilo, un compuesto utilizado en la producción de polímeros.

Según los resultados publicados en la revista The Lancet Oncology, el talco se encuentra en el Grupo 2A de productos “probablemente cancerígenos” para los humanos, el segundo nivel más alto en la clasificación de peligros de la IARC.

Las pruebas se realizaron combinando estudios limitados en seres humanos, que mostraron una probabilidad de cáncer, especialmente de ovario.

En cuanto a los animales de laboratorio, estos experimentaron una mayor incidencia de cáncer en las glándulas y los pulmones.

Sin embargo, según Alejandro Pérez Fidalgo, oncólogo del Hospital Clínico de Valencia, el talco solo representa un riesgo para la salud dependiendo de su uso.

“Esto no significa que porque alguien se haya puesto talco alguna vez esté en riesgo. El riesgo de generar un cáncer va a depender de dosis de exposición, tiempo y forma de contacto con el talco”.

Cabe destacar que esta nueva clasificación no implica que el uso del talco sea un peligro inminente.

Los expertos señalan que los estudios no tienen suficiente solidez debido a los sesgos, como la cantidad de personas estudiadas, la división por género y el uso de animales para validar los resultados.

Además, indicaron que un producto “probablemente cancerígeno” no es sinónimo de “mayor riesgo de cáncer”, sino que una mayor exposición al producto podría producir cáncer.

Por ejemplo, los trabajadores que participan en su extracción o en la elaboración de productos que contienen talco.